AUMENTO DE MAMAS

( Mamoplastia de Aumento )

DURACION
60-90 minutos
ANESTESIA
General
RECUPERACION
2-3 dias
Movimiento de brazos inmediato
HOSPITALIZACION
0-1 dia
FINANCIACION
100% hasta 48 meses
PROTESIS
Allergan
RESULTADOS
Inmediatos
CICATRIZ
Muy buena. Imperceptible
Puntos disolvibles

  AUMENTO DE MAMAS    ( Mamoplastia de Aumento )

El aumento de mamas, técnicamente conocido como mamoplastia de aumento, es un procedimiento quirúrgico para mejorar el tamaño y la forma del pecho de la mujer. 

Las situaciones más comunes son:

1. Para mejorar la silueta de la mujer que piensa que sus pechos son demasiado pequeños

2.Para corregir la reducción del pecho que se produce tras algunos embarazos

3.Para corregir una diferencia de tamaño entre ambas mamas considerandose como un procedimiento reconstructivo 


Es posible aumentar el tamaño del pecho una o varias tallas mediante la introducción de una prótesis debajo de la mama. 

¿Quién es el candidato ideal para someterse a un aumento de mamas o cirugía de pechos con prótesis mamarias

Las candidatas ideales para someterse a este tipo de cirugía son aquellas que están sanas, emocionalmente estables y entienden perfectamente los resultados que se pueden obtener tras la cirugía.
 

Planificando la cirugía de la mamoplastia de aumento

Durante la primera consulta, el cirujano plástico evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud. Se realizará además una exploración de mamas y en algunos casos se solicitará un estudio mamográfico. Se le explicarán las distintas técnicas quirúrgicas, se discutirá el tamaño de las prótesis mamarias y la forma que tendrán su mamas y las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para usted.

Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca, para que el cirujano plástico sea también franco y le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas. También se le explicará cuál es el tipo de anestesia que se empleará, la necesidad o no de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía y los costes de la intervención. 

El aumento de mamas con fines estéticos no está incluida dentro del catálogo de prestaciones de la Seguridad Social; no obstante, la asimetría mamaria importante y la reconstrucción tras cirugía por tumores de mama sí lo están. 

No olvide contar si es fumadora o toma alguna medicación o vitamina, el número de embarazos previos y si piensa volver a quedarse embarazada o dar de mamar. No dude en preguntar cualquier cuestión que se plantee, especialmente aquellas relacionadas con sus expectativas sobre los resultados.


La cirugía y la anestesia 

La cirugía de aumento de mamas se realiza en un quirófano dentro de un hospital. El tipo de anestesia utilizado más seguro es la anestesia general donde la paciente está totalmente dormida. La cirugía suele durar entre 60 y 90 minutos y al acabar, la paciente suele pasar en la sala de despertar una hora. De la sala de despertar la paciente vuelve a la habitación donde será revisada por el cirujano las veces que sea necesaria. Normalmente los pacientes se pueden ir de alta el mismo día de la cirugía aunque hay ocasiones en las que los pacientes permanecen una noche en el hospital.


La mamoplastia de aumento se realiza a través de una pequeña incisión que se coloca, dependiendo de la anatomía del paciente y de las preferencias de su cirujano plástico, alrededor de la areola, en el surco bajo el pecho o en la axila. La incisión se diseña para que la cicatriz resultante sea casi invisible. A través de esta incisión se levanta el tejido mamario, se crea un bolsillo y se coloca la prótesis, directamente debajo del tejido mamario o debajo del músculo pectoral.

Tras la cirugía de aumento de mamas es normal encontrarse algo cansada unos días, pero podrá hacer vida casi normal a las 24-48 horas. La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita por su cirujano plástico. En esta cirugía todos los puntos que se utilizan se disuelven solos por lo que no es necesario hacer ningún tipo de cura.  Se podrá duchar a las 24 horas pero no se podrá bañar hasta que transcurran entre 7 y 10 días. La primera revisión de la consulta se realizará entre la primera y la segunda semana tras la cirugía.

Tras un aumento mamario podrá volver al trabajo en pocos días , dependiendo de la actividad que realice. Siga las instrucciones de su cirujano acerca de qué ejercicios puede realizar. Sus mamas estarán más sensibles de lo normal durante 2 a 3 semanas, por lo que puede ser conveniente evitar un contacto físico excesivo hasta las 3 ó 4 semanas. Al principio las cicatrices estarán rosadas, aspecto que mejorará continuamente desde las 6 semanas. Los controles mamográficos apropiados para cada mujer según su edad pueden seguir realizándose, aunque se debe advertir la existencia de la prótesis. La operación no limitará su capacidad para dar de mamar si se queda embarazada.

 

¿Existen riesgos? ¿Hay garantías? 

La cirugía de aumento mamario es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados. En el aumento mamario, la complicación más frecuente es la contractura capsular, que ocurre cuando la cicatriz interna que se forma alrededor del implante se contrae en exceso, haciendo que la mama se vuelva más dura. Puede ser tratada de diversas maneras, requiriendo en ocasiones extirpar dicha cicatriz interna, e incluso, recambiar la prótesis. 

Otra complicación , propia de cualquier cirugía es el hematoma que sólo en casos concretos precisa de una nueva intervención para eliminar la sangre acumulada. Un pequeño porcentaje de mujeres puede tener una infección alrededor de la prótesis, normalmente en las primeras semanas después de la cirugía. Algunas mujeres notan los pezones más o menos sensibles, e incluso, sin sensibilidad. Estos cambios suelen ser temporales, aunque en unos pocos casos serán permanentes. No existe evidencia de que las prótesis de mama afecten la fertilidad, el embarazo o la lactancia. 

Es extraordinariamente infrecuente que las prótesis pueden romperse, haciendo que el contenido salga fuera de su cápsula. Cuando la prótesis está rellena de suero, el líquido se reabsorbe rápidamente sin producir ningún daño, disminuyendo la mama de volumen en unas horas. Si está rellena de silicona pueden pasar dos cosas: si la cápsula formada por el organismo no se rompe, no notará ningún cambio; si se ha roto, especialmente cuando ha sido sometida a mucha presión, la silicona sale disminuyendo el volumen de la mama. Con ambos tipos de prótesis será necesario una nueva intervención para reemplazarla. 

No existe evidencia científica probada de que las prótesis provoquen cáncer de mama o enfermedades del tejido conectivo. La colocación de una prótesis no impide la realización de mamografías. 


Los resultados 

Los resultados tras un aumento mamario suelen ser muy gratos para la paciente. Las revisiones periódicas por su cirujano plástico y las mamografías periódicas (si le corresponden por su edad) asegurarán que si hubiese alguna complicación sea detectada a tiempo y solucionada. La decisión de someterse a un aumento mamario es algo muy personal que no todo el mundo tiene porqué entender; si usted está satisfecha, la intervención habrá sido un éxito. 

Cirugía de aumento mamario: resumen 

El único método definitivo para conseguir un aumento del volumen mamario es mediante la implantación de unas prótesis mamarias por detrás de la glándula existente. Existen otros métodos que utilizan tejidos del propio cuerpo y que se usan, sobre todo, en Cirugía Reparadora. 

Las protesis mamarias pueden colocarse detrás de la glándula misma y por delante del músculo pectoral, o bien por detrás de dicho músculo, dependiendo de cada caso concreto. Normalmente la incisión de abordaje para implantar la prótesis está situada en el surco submamario (en algunos casos esta incisión se realiza alrededor de la areola), realizándose la operación bajo anestesia general. 

La prótesis que se utiliza en casi todos los casos es la de membrana de silicona rugosa rellena de gel, que ha conseguido que disminuyese drásticamente la llamada retracción capsular (el pecho se notaba duro, esférico y a veces molesto) a porcentajes inferiores al 2 %. Otras posibles complicaciones locales, como hematomas, infección, intolerancia a las suturas, etc., requerirán el tratamiento adecuado, pero tienen una incidencia extremadamente baja.

Linfoma anaplásico de células grandes asociado a implantes mamarios (BIA-ALCL)

Algunas informaciones publicadas en la literatura científica en los últimos años han sugerido una posible asociación entre los implantes mamarios y la muy rara aparición de un trastorno linfoproliferativo denominado linfoma anaplásico de células grandes (BIA-ALCL por sus siglas en inglés), sin que, a día de hoy, pueda establecerse una firme relación causal.

En cualquier caso, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética cuenta con una Comisión interna, permanente y monográfica para el seguimiento del BIA-ALCL y la recopilación y análisis de dicha literatura. Esta comisión mantiene actualizados al respecto a los socios de la SECPRE y coordina su actividad con las autoridades sanitarias españolas.

La última actualización sobre el BIA-ALCL es la publicada por la agencia gubernamental estadounidense Food and Drug Administration el 23 de marzo de 2017, cuyo contenido comparte la SECPRE y puede consultarse aquí:

https://www.fda.gov/MedicalDevices/ProductsandMedicalProcedures/ImplantsandProsthetics/BreastImplants/ucm239995.htm

Clinica Oncoavance

Calle Presisdente Cárdenas 8

Sevilla 41013

info@drpereztemprano.es

644 46 87 95

Hospital Infanta Luisa
Calle San Jacinto 87
Sevilla 41010

info@drpereztemprano.es

644 46 87 95

Clinica Serman

Paseo de la Rosaleda 40
Jerez de la Frontera 11405

info@drpereztemprano.es

644 46 87 95

Show More

©2017 BY DR ALVARO PEREZ                    AVISO LEGAL                  POLITICA DE PRIVACIDAD              AVISO DE COOKIES